La ingeniería, la ingeniería industrial y la ingeniería de métodos

domingo, 20 de abril de 2014

La ingeniería, la ingeniería industrial y la ingeniería de métodos
¿Qué es la ingeniería?
La ingeniería es la aplicación de métodos analíticos de todos los principios de las ciencias físicas y sociales y de los procesos creativos a los procesos de transformación para satisfacer necesidades humanas.
Entonces, fueron las necesidades humanas las que influyeron directamente en el surgimiento de la ingeniería.
 

La ingeniería industrial y los procesos de transformación
Esencialmente, la ingeniería industrial se ocupa del estudio y transformación de materias primas o materiales (inputs) en productos (outputs) en el marco de la eficiencia y la economía de tiempos y movimientos. En ese sentido, una de sus principales tareas consiste en diseñar el mejor método para llevar a cabo dicha transformación.
La ingeniería industrial a través de sus técnicas particulares procura minimizar los costos de producción en un proceso; situación que puede ser vista también como la procura de la maximización de beneficios.
¿Qué es la ingeniería de métodos?
Por su parte, la ingeniería de métodos se ocupa de la integración del ser humano a los procesos de producción.

La ingeniería industrial y el origen de la simplificación del trabajo

miércoles, 13 de febrero de 2013

La ingeniería industrial y el origen de la simplificación del trabajo
Hace bastante tiempo atrás, mucho antes de la aparición de empresas de gran capacidad productiva, la producción no era suficiente para cubrir las necesidades de un número de consumidores que aumentaba conforme transcurría el tiempo. Esta situación se explicaba en gran parte por los métodos manuales de producción que eran naturalmente lentos y rudimentarios. Esto, originó la necesidad de pensar en nuevos métodos de producción y con el tiempo se desarrollaron máquinas que empleadas en un proceso productivo, suplían con amplia ventaja, el trabajo manual efectuado por trabajadores.
El desarrollo de nuevos métodos de producción, simplificó de sobremanera el trabajo de los artesanos y a la par benefició a la sociedad en su conjunto, puesto que la gente tuvo acceso a comprar productos en mayor cantidad y a precios más reducidos.
En ese marco, el número de centros productivos se extendió, incrementando de esta manera las fuentes de trabajo y la oportunidad para muchos de sentirse útiles a la sociedad.
No obstante la mejora dinámica de los métodos de producción, los métodos administrativos se fueron quedando rezagados teniendo como resultado un gran número de problemas en los centros de producción. Naturalmente estos problemas tuvieron que ser encarados para permitir de esta manera el desarrollo industrial incesante vivido hasta la actualidad.
El desarrollo de los métodos de producción conjuntamente con los métodos administrativos tiene directa relación con el desarrollo de la ingeniería industrial, pues es a través del empleo de sus técnicas características que se ha acompañado la dinámica de los cambios permanentes en los procesos productivos a través del tiempo.

El estudio de tiempos y la tarea del analista de tiempos

martes, 12 de febrero de 2013

El estudio de tiempos y la tarea del analista de tiempos
¿Qué es el estudio de tiempos?¿Cuál es su finalidad?
El estudio de tiempos busca establecer una estándar permisible para la realización de una tarea determinada con base en la medición del contenido del trabajo bajo un método predeterminado.
Para desarrollar su tarea el analista de tiempos puede emplear varias técnicas, entre estas:
  • Estudio cronométrico de tiempos
  • Datos de movimientos fundamentales
  • Muestreo del trabajo
  • Datos estándar
  • Estimaciones basadas en datos históricos
¿Cuáles son las tareas del analista de tiempos?
Al momento de hacer el trabajo de campo, el analista de tiempos debe considerar entre otros aspectos lo siguiente:
  • Analizar con el supervisor o ingeniero de proceso, el método, el equipo, las operaciones y las destrezas del operario antes de estudiar la operación.
  • Recopilar toda la información posible de las operaciones que serán objeto de estudio.
  • Anotar cuidadosamente las medidas de los tiempos correspondientes a los elementos de la operación objeto de estudio.
  • Evaluar objetivamente la actuación de los operarios.
  • Poner a prueba, cuestionar y examinar el método empleado, para asegurarse de que es el correcto en todos los aspectos antes de establecer el estándar.
  • Abstenerse de toda discusión con el operario que interviene en la operación objeto de estudio.
  •  Mantener una conducta intachable a fin de atraer y conservar el respeto y la confianza de los operarios.
  • El analista de tiempos debe tener la capacidad mental para analizar las más inverosímiles situaciones y tomar decisiones correctas y rápidas.
  • Poseer una mente abierta y curiosa enfocada a la busqueda de mejoras en las operaciones sobre las cuales centra su atención.

Cómo medir la productividad (Parte III)

sábado, 5 de noviembre de 2011

Cómo medir la productividad (Parte III)

Restricciones en la medición de la productividad

No obstante a que los índices de productividad multifactorial proporcionan información más completa del equilibrio entre factores de producción, algunos problemas de medición persisten. Entre estos problemas se tiene:

Elementos externos: la variación en los niveles de productividad pueden deberse a factores en los que la empresa no es directamente responsable (por ejemplo, provisión intermitente de energía eléctrica).

La calidad: puede ser variable aún empleando la misma cantidad de inputs (dependerá del proceso productivo que se tenga).

Los problemas de medición de la productividad presentan mayor frecuencia de ocurrencia en el sector de los servicios, dado que el producto final es difícil de definir. Ni la calidad del servicio de un comercio, ni la de un corte de cabello, puede ser incorporada al cálculo de la productividad de la misma manera y con la misma facilidad que otro tipo de factores que si se pueden cuantificar de inmediato.

Cómo medir la productividad (Parte II)

viernes, 4 de noviembre de 2011

Cómo medir la productividad (Parte II)

La productividad multifactorial

Se conoce como productividad multifactorial a aquella en la que se emplea una mayor cantidad de inputs en la medición de la productividad. Es conocida también como productividad del factor total.

La productividad multifactorial supone una visión más amplia dado que incorpora varios inputs. La productividad multifactorial se puede calcular de la siguiente forma:

Productividad = Output / (Input 1 + Input 2 + Input 3 + …..+ Input n)

Como puede observarse en la igualdad anterior, para hacer posible la sumatoria del denominador del segundo miembro, las unidades en las que se expresan los inputs deben ser las mismas. Es frecuente que la unidad común sea la unidad monetaria.

La utilización de índices de productividad es una herramienta útil para la gerencia de cualquier empresa, puesto que muestra el comportamiento de los resultados del proceso de producción (output) respecto a la cantidad de insumos empleados (inputs).

Cómo medir la productividad (Parte I)

jueves, 3 de noviembre de 2011

Cómo medir la productividad (Parte I)

En determinados casos, la productividad puede ser medida inmediatamente, por ejemplo se puede tener una medida de horas de trabajo necesarias para producir una tonelada de harina o como la cantidad de energía necesaria para producir 1 MW de electricidad o como la cantidad de leche requerida para producir 1 Kg de queso, etc. En ese sentido, la productividad puede ser calculada de la siguiente forma:

Productividad = Cantidad producida/Insumos empleados

Lo anterior es equivalente a:

Productividad = Outputs/Inputs

La productividad monofactorial y multifactorial

En función a la cantidad de inputs que se emplean en el cálculo de la productividad, se pueden distinguir entre la productividad monofactorial y la productividad multifactorial.

La productividad monofactorial

Se conoce como productividad monofactorial a aquella en la que se emplea un solo input para medir la productividad.

LA IMPORTANCIA DE LA PRODUCTIVIDAD (Parte II)

miércoles, 2 de noviembre de 2011

LA IMPORTANCIA DE LA PRODUCTIVIDAD (Parte II)

Los outputs resultantes de un proceso productivo pueden ser bienes o servicios de diversa índole (por ejemplo computadoras, calculadoras, teléfonos celulares, gaseosas, educación, hotelería, etc.). La producción entonces son todos los bienes y servicios producidos. El hecho de tener una producción elevada puede tener origen en un número creciente de personas trabajando (lo cual puede derivar en una elevación de los niveles de empleo), sin embargo esta situación no implica necesariamente que exista un productividad elevada.

La medición de la productividad es una buena manera de evaluar la capacidad de un país para proporcionar y mejorar el nivel de vida de sus habitantes. El aumento de la productividad está íntimamente ligado con la mejora en la capacidad productiva y por tanto en un contexto macro puede conducir a una mejora en el nivel de vida.

Sin un aumento en la productividad, el incremento en los beneficios generados por los factores de producción (trabajo, capital, tierra, tecnología, gestión) implica elevación en precios. Por el contrario cuando se incrementa la productividad, los precios tienden a disminuir dado que se produce más con la misma cantidad de recursos.